Una preboda en Madrid en las alturas

Con la preboda en Burgos de María y Diego os hablé de la importancia que tiene esta sesión tanto para los fotógrafos de boda como para las parejas y con esta preboda en Madrid voy a volver a demostrártelo.

Casarte puede que sea una de las decisiones más importantes de tu vida y tu boda uno de los momentos más importantes de la misma, de ahí a que mi objetivo principal es que ese día disfrutes como nunca, que te olvides de que estoy por allí y que cuando te vayas a dormir te cueste recordar que estuve alrededor de doce horas haciéndote fotos.

Una de las partes más bonitas de mi trabajo como fotógrafa de bodas es cuando os entrego el reportaje y os sorprendéis al ver que tenéis imágenes de momentos que apenas recordáis y que desde ese mismo momento se convierten en vuestros mejores recuerdos. Ahora posiblemente te estés preguntando qué tiene que ver un reportaje de preboda en todo esto. Pues la verdad es que mucho.

La preboda en Madrid de Ainhoa y Nacho

Cuando Ainhoa y Nacho tuvieron que presentarnos a su familiares en su boda en la Finca Los Olivos de Madrid, no lo hicieron como si fuéramos dos extraños para ellos. Porque a parte de ser sus fotógrafos de boda en Madrid, éramos un par de amigos con los que habían pasado un buen rato por algún rincón de la provincia en su sesión de preboda. Y con eso ya no hace falta romper el hielo el día en el que los nervios están a flor de piel.

Esta sesión podría ser en Marte o podría ser en Arizona. Lo único que tengo claro es que tras una subida no apta para todos los públicos, nos fuimos hasta lo más alto del universo para su preboda en Madrid. Son una pareja maravillosa y tras haber pasado un ratito juntos desafiando al vértigo, lo dimos todo en su boda al aire libre en Madrid.

¡Gracias una y mil veces por habernos dejado ser unos invitados más!