Carta abierta a vuestros recuerdos

LAS BODAS, TU IMAGEN DE EMPRESA Y TUS RECUERDOS EN FAMILIA

Vivir haciendo algo que te apasiona es maravilloso. Lo digo por experiencia. Pero mucho antes lo dijo también Confucio, un pensador chino al que se le ocurrió la genial idea de que si eliges un trabajo que te guste no tendrás que trabajar ni un día de tu vida. Obviamente no es exactamente así, pero ayuda.

estamos hechos de historias

Las historias son el motor de nuestra vida y la fuente de nuestros recuerdos. Los veranos en el pueblo, tu primera mejor amiga, los bocadillos de mantequilla y chocolate, tu primer concierto, empezar la universidad, acabarla, el primer trabajo, una mudanza.

Todos ellos son momentos que vivimos desde que nacemos y que, inconsciente y automáticamente, se van almacenando en nuestra memoria y conforman nuestra manera de ser.

todas las historias merecen ser contadas

Hace tiempo llegué a la conclusión de que una buena historia no tiene que estar necesariamente en un día de boda, si no en cualquier momento importante de nuestra vida. Y, también, que cada historia es igual de importante que otra en función de quien la vive. Eso es precisamente lo que hace que yo esté a un lado y tú al otro, porque seguro que estás en ese momento en el que necesitas que alguien inmortalice tus recuerdos.

Llegados a este punto, quiero enseñarte cómo divido mi trabajo en cuatro episodios distintos: la fotografía de bodas, la fotografía corporativa o de eventos, la fotografía infantil o familiar y la fotografía de viajes, así como una serie de dudas infinitas (o preguntas frecuentes) sobre mi manera de afrontar los recuerdos a través de la fotografía.

Las bodas y las dudas infinitas.

PREGUNTAS FRECUENTES DE OTRAS PAREJAS QUE TAMBIÉN ESTUVIERON EN VUESTRO LUGAR

¿Os casáis? ¡Enhorabuena! Imagino que ahora estáis en ese momento en el que el tiempo os parece que pasa volando, que los días se esfuman y el montón de tareas crece como si no hubiera mañana. Además, tenéis todas las dudas del mundo y las preguntas os asaltan cada tres segundos y medio. Tranquilos, es normal, veamos todo lo que necesitáis saber…

mi forma de trabajar

Cada boda es distinta y cada pareja es especial, por ello cada vez que me enfrento a una pareja supone un nuevo desafío para mi y lo afronto de una manera especial, con la ilusión -y algunos nervios- como si fuera la primera vez.

Ahora lo que necesito es que después de haber visto mi trabajo contestéis a esta sencilla pregunta: ¿creéis que puedo ser la persona indicada para contar vuestra historia? Si la respuesta es SI, sigamos…

lo único que voy a pediros

Mi misión es simplemente ser observadora de todo lo que pase en vuestra boda y vosotros tenéis que ser como sois, nada más, sin trampa ni cartón. Dejad que forme parte de lo vuestro y contadme todo lo que creáis que debo saber. Cómo os conocisteis, vuestros gustos y vuestros planes me ayudarán a que el resultado sea sincero y natural.

No os pediré jamás que finjáis algo que no os haga sentir cómodos, que os comportéis como no sois o que os riáis si no os apetece. Solo os pediré que disfrutéis entre vosotros y de vuestros invitados.

veamos qué puedes ofrecernos...

Dentro de las tarifas tengo tres paquetes distintos que parten de la cobertura total del día B y, a partir de ahí, os toca a vosotros decidir cuáles son los recuerdos que queréis para toda la vida.

Yo siempre apuesto por las cosas que se pueden tocar y ver más allá de la pantalla. Por eso os ofrezco siempre un álbum de lino o madera que vais a poder personalizarlos completamente, desde el material hasta el diseño de la portada, pasando por el color de las telas y el grosor de las hojas.

Si queréis más, podemos añadir copias de padres más pequeñitas, la postboda, un photocall de polaroids con su libro de firmas hecho a mano o incluso el vídeo de vuestra boda. ¡Soy toda oídos!

y las fotos del álbum, ¿también podemos elegirlas?

¡Claro! Pero para que no colapséis, voy a ayudaros.

En estos años he entregado como mínimo 30 o 40 álbumes, así que casi puedo decir que los hago con los ojos cerrados. Para que no os volváis locos eligiendo unas 70-100 fotos de entre más de 600, os haré una maqueta previa y os la enviaré en formato pdf para que podáis ver si os gusta y proponerme algún cambio.

Antes de pedir el álbum al laboratorio, os enseñaré siempre la versión final para comprobar que todo está en orden y os enviaré el formulario donde podréis elegir los materiales, colores y diseño de la portada que más os guste. Podréis poner vuestro logo, vuestros nombres, vuestra frase favorita o dejar la portada libre.

desde el minuto cero hasta que os duelan los pies

Me gusta contar vuestra historia de principio a fin y vivir vuestro gran día casi, así que mi día comienza prácticamente cuando comienza el vuestro. Los nervios, la compañía en los momentos previos y la espera forman parte de ese día, por lo que también merecen ser contados, ¿no creéis?

En los preparativos a las abuelas se las escapan las lágrimas, los padres son una ayuda imprescindible y las amigas sonríen orgullosas. Me pido el mejor rincón del salón para poder vivirlo con vosotros.

Ataré vuestros botones cuando os tiemblen las manos y os acompañaré hasta que casi os podáis ver. A partir de ahí capturaré vuestras sonrisas, cada mirada, vuestros primeros besos de casados y me quedaré mínimo una hora mientras bailáis bien fuerte.

no nos gusta posar y no queremos perdernos el cóctel

Mentiría si os diría que la frase que más me decís cada vez que me escribís es esa misma. ¡Así que que no cunda el pánico! Creedme que no hay persona que tema más estar al otro lado de la cámara que yo…

Además, una de las cosas que más feliz me pone al leer vuestro feedback después de la boda (aparte de que os ha gustado el resultado, claro) es que fui capaz de captar todos vuestros mejores recuerdos sin tener la noción de haberme visto pegada a vosotros todo el día.

¡Esa es mi misión!

Prometo que, de entre las 10 o 12 horas que esté disfrutando con vosotros, únicamente os separaré de vuestros invitados unos 10 o 15 minutos. Será el tiempo suficiente para que pueda haceros unas fotos de pareja relajados después de la ceremonia y dejaros disfrutar del cóctel y de los abrazos de vuestra familia. ¡Prometido!

las míticas fotos de grupo

Posiblemente dentro de todos los reportajes que habéis podido ver en la web, no hayáis visto muchas fotos de grupo. ¡Eso no quiere decir que no las haga!

Entiendo que para vosotros es súper especial tener una foto con vuestros familiares y amigos, más formal que el resto. Por eso, lo único que os pediré es que me enviéis la semana anterior el orden de los grupos para hacerlas en tan solo quince minutos y podáis seguir disfrutando de vuestro día.

la importancia de la preboda

Si os soy sincera, me parece una de las cosas más fundamentales para que el día B os sintáis cómodos. Sirve para conocernos, para que os acostumbréis a la cámara y para que os relajéis de cara a vuestra boda.

​Serán un par de horas, en vuestro rincón favorito y vestidos como a vosotros os gusta: con cazadora de cuero, zapatillas o sombrero. Siendo al cien por cien vosotros mismos. Descubriréis cómo trabajo, crearemos un vínculo muy bonito y podréis disfrutar de un rato juntos.

¡Es tan importante para mi que os la regalo en los paquetes con álbum!

¿siempre vendrás tú a nuestra boda?

¡Claro! Una boda es una gran responsabilidad y no sería justo que si me contratáis por lo que habéis visto, sea otra persona quien acuda en mi lugar.

Nadie me conoce como yo y nadie ve lo que yo veo, por eso trabajar sola me implica tener todos los sentidos al 200%. Si vuestra boda es grande y tenéis más de 150 invitados, suelo recomendaros que me acompañe otra persona para no dejarnos a nadie. Además, en el caso de querer contratar tanto fotografía como vídeo, yo me encargaré de la fotografía y mi pareja lo grabará todo.

De todos modos, cada boda es un mundo y siempre intento adaptarme al máximo a todas vuestras ideas, así que no dudéis en contarme todo.

¿cuántas fotos tendremos? ¿podremos compartirlas?

Con todas las fotos que haga en vuestra boda, haré una selección de entre 600 y 1000 fotografías que editaré una a una con mucho mimo y os entregaré tanto en color, como en blanco y negro.

Estarán en máxima calidad para que podáis imprimirlas si queréis y sin marcas de agua, ni nada extraño. Son vuestros recuerdos y no quiero interferir para nada en ellos.

Además, tendréis acceso a la galería privada con contraseña para que podáis enseñarlas siempre que queráis, descargarlas si las borráis por descuido y compartirlas con vuestros invitados para que puedan tenerlas ellos también.

¿cuánto tardaremos en tener las fotos?

Al igual que si yo me casara mañana, imagino que tras la boda os morís de ganas por ver las fotos y yo siempre tengo tantas ganas como vosotros de que las veáis. Por eso, unas horas después de la boda recibiréis un enlace con un resumen del día y todas las fotos de grupo, para que podáis verlas y compartirlas con vuestros invitados.

Una vez tengáis este pequeño adelanto, recibiréis todo en un plazo aproximado de entre dos y dieciséis semanas. Este plazo puede variar algo a final de temporada por el volumen de trabajo, pero casi nunca sobrepasa esa fecha. Si os decantáis por la opción del álbum, el plazo de entrega del mismo será de unas dos semanas desde que lo enviamos al laboratorio. Mientras tanto, tendréis las fotos subidas en la galería privada para no haceros esperar innecesariamente. Además, junto con las fotos, recibiréis alguna sorpresa que suele gustaros mucho. 

¡Y a partir de ese momento ya serán vuestras para siempre!

¿existen gastos de desplazamiento?

Ahora mismo estoy continuamente a caballo entre Burgos y Madrid, con lo que el desplazamiento dentro de ambas provincias lo asumo yo.

Si os casáis en otro lugar de España o del mundo, buscaremos las opciones más económicas para el desplazamiento y alojamiento (si fuera necesario) y os las incluiré en el presupuesto, con lo que el precio que veréis será siempre el precio final para que no tengáis que estar haciendo cuentas.

¿cómo podemos conocernos?

Si vivís en Burgos, podéis venir a mi oficina (ver localización) a ver alguna boda completa, los materiales del álbum o simplemente para ponernos cara y que me contéis las dudas que os puedan surgir.

Si no, podemos tomarnos un café por Skype o Facetime y charlar también sobre vuestra idea. Además, tenéis la opción de pegarme un toque o mandarme un mail con cualquier cosa que necesitéis desde la pestaña de CONTACTO.

¿qué podrías decir para convencernos?

Que tengáis claro que soy yo la persona ideal para vuestro día. Cada boda es un mundo y cada fotógrafo también, por ello, tenéis que estar 100% seguros de que mi forma de contar las cosas es la que os gustaría tener como recuerdo de un día tan importante.

A partir de ahí, mi carta de intenciones es que admiro el diseño y las cosas que se hacen con mimo. Trato de cuidar hasta el mínimo detalle y mi única misión es no ser una persona completamente ajena en vuestra fiesta, si no involucrarme a vuestro lado para que ese día seamos más amigos que simplemente cliente y proveedor.

¿Aceptáis el reto?

estamos decididos, ¿cómo reservamos la fecha?

¡Maravilloso! ¡Estaré encantada de formar parte de vuestro día!

Una vez tengáis decidido que queréis que sea yo quien se encargue de capturar todos vuestros recuerdos y nos aseguremos que tengo la fecha de la boda disponible, os enviaré un formulario para que me contéis todos los detalles que sepáis hasta ahora, así como vuestros datos de contacto y los servicios que os gustaría contratar.

Una vez lo tenga de vuelta, redactaré el contrato donde quedará todo estipulado junto con los datos de la boda y los plazos de pago y entrega.

Para reservar la fecha, será necesario abonar el 25% del total et voilà, ¡seré toda vuestra!

y si no nos casamos, pero necesitamos fotógrafo...

Pues estaré encantada de ayudaros igualmente. Ahora mismo compagino ser fotógrafa de bodas en Burgos con otros proyectos corporativos para perfiles profesionales, siendo fotógrafa en eventos de empresa, haciendo también reportajes de familia e incluso llevando las redes sociales de alguna empresa.

¡Sólo tenéis que contarme vuestra idea y nos pondremos manos a la obra!

hola@marinapalacios.com  /  +34 680 777 842

Las bodas y las dudas infinitas

PREGUNTAS FRECUENTES DE OTRAS PAREJAS QUE TAMBIÉN ESTUVIERON EN VUESTRO LUGAR

¿Os casáis? ¡Enhorabuena! Imagino que ahora estáis en ese momento en el que el tiempo os parece que pasa volando, que los días se esfuman y el montón de tareas crece como si no hubiera mañana. Además, tenéis todas las dudas del mundo y las preguntas os asaltan cada tres segundos y medio. Tranquilos, es normal, veamos todo lo que necesitáis saber…

mi forma de trabajar

Cada boda es distinta y cada pareja es especial, por ello cada vez que me enfrento a una pareja supone un nuevo desafío para mi y por ello lo afronto de una manera especial, con la ilusión -y algunos nervios- como si fuera la primera vez.

Ahora lo que necesito es que después de haber visto mi trabajo contestéis a esta sencilla pregunta: ¿creéis que puedo ser la persona indicada para contar vuestra historia? Si la respuesta es SI, sigamos…

lo único que voy a pediros

Mi misión es simplemente ser observadora de todo lo que pase en vuestra boda y vosotros tenéis que ser como sois, nada más, sin trampa ni cartón. Dejad que forme parte de lo vuestro y contadme todo lo que creáis que debo saber. Cómo os conocisteis, vuestros gustos y vuestros planes me ayudarán a que el resultado sea sincero y natural.

No os pediré jamás que finjáis algo que no os haga sentir cómodos, que os comportéis como no sois o que os riáis si no os apetece. Solo os pediré que disfrutéis entre vosotros y de vuestros invitados.

desde el minuto cero hasta que duelan los pies

Me gusta contar vuestra historia de principio a fin y vivir vuestro gran día casi, así que mi día comienza prácticamente cuando comienza el vuestro. Los nervios, la compañía en los momentos previos y la espera forman parte de ese día, por lo que también merecen ser contados, ¿no creéis?

En los preparativos a las abuelas se las escapan las lágrimas, los padres son una ayuda imprescindible y las amigas sonríen orgullosas. Me pido el mejor rincón del salón para poder vivirlo con vosotros. Ataré vuestros botones cuando os tiemblen las manos y os acompañaré hasta que casi os podáis ver. A partir de ahí capturaré vuestras sonrisas, cada mirada, vuestros primeros besos de casados y me quedaré mínimo una hora mientras bailáis bien fuerte.

veamos qué puedes ofrecernos…

Dentro de las tarifas tengo tres paquetes distintos que parten de la cobertura total del día B y, a partir de ahí, os toca a vosotros decidir cuáles son los recuerdos que queréis para toda la vida.

Yo siempre apuesto por las cosas que se pueden tocar y ver más allá de la pantalla. Por eso os ofrezco siempre un álbum de lino o madera que vais a poder personalizarlos completamente, desde el material hasta el diseño de la portada, pasando por el color de las telas y el grosor de las hojas.

Si queréis más, podemos añadir copias de padres más pequeñitas, la postboda, un photocall de polaroids con su libro de firmas hecho a mano o incluso el vídeo de vuestra boda. ¡Soy toda oídos!

y las fotos del álbum, ¿también podemos elegirlas?

¡Claro! Pero para que no colapséis, voy a ayudaros.

En estos años he entregado como mínimo 30 o 40 álbumes, así que casi puedo decir que los hago con los ojos cerrados. Para que no os volváis locos eligiendo unas 70-100 fotos de entre más de 600, os haré una maqueta previa y os la enviaré en formato pdf para que podáis ver si os gusta y proponerme algún cambio.

Antes de pedir el álbum al laboratorio, os enseñaré siempre la versión final para comprobar que todo está en orden y os enviaré el formulario donde podréis elegir los materiales, colores y diseño de la portada que más os guste. Podréis poner vuestro logo, vuestros nombres, vuestra frase favorita o dejar la portada libre.

no nos gusta posar y no queremos perdernos el cóctel

Mentiría si os diría que la frase que más me decís cada vez que me escribís es esa misma. ¡Así que que no cunda el pánico! Creedme que no hay persona que tema más estar al otro lado de la cámara que yo…

Además, una de las cosas que más feliz me pone al leer vuestro feedback después de la boda (aparte de que os ha gustado el resultado, claro) es que fui capaz de captar todos vuestros mejores recuerdos sin tener la noción de haberme visto pegada a vosotros todo el día.

¡Esa es mi misión! Prometo que, de entre las 10 o 12 horas que esté disfrutando con vosotros, únicamente os separaré de vuestros invitados unos 10 o 15 minutos. Será el tiempo suficiente para que pueda haceros unas fotos de pareja relajados después de la ceremonia y dejaros disfrutar del cóctel y de los abrazos de vuestra familia. ¡Prometido!

las míticas fotos de grupo

Posiblemente dentro de todos los reportajes que habéis podido ver en la web, no hayáis visto muchas fotos de grupo. ¡Eso no quiere decir que no las haga!

Entiendo que para vosotros es súper especial tener una foto con vuestros familiares y amigos, más formal que el resto. Por eso, lo único que os pediré es que me enviéis la semana anterior el orden de los grupos para hacerlas en tan solo quince minutos y podáis seguir disfrutando de vuestro día.

la importancia de la preboda

Si os soy sincera, me parece una de las cosas más fundamentales para que el día B os sintáis cómodos. Sirve para conocernos, para que os acostumbréis a la cámara y para que os relajéis de cara a vuestra boda.

​Serán un par de horas, en vuestro rincón favorito y vestidos como a vosotros os gusta: con cazadora de cuero, zapatillas o sombrero. Siendo al cien por cien vosotros mismos. Descubriréis cómo trabajo, crearemos un vínculo muy bonito y podréis disfrutar de un rato juntos.

¡Es tan importante para mi que os la regalo en los paquetes con álbum!

¿vendrás siempre tú a nuestra boda?

¡Claro! Una boda es una gran responsabilidad y no sería justo que si me contratáis por lo que habéis visto, sea otra persona quien acuda en mi lugar.

Nadie me conoce como yo y nadie ve lo que yo veo, por eso trabajar sola me implica tener todos los sentidos al 200%. Si vuestra boda es grande y tenéis más de 150 invitados, suelo recomendaros que me acompañe otra persona para no dejarnos a nadie. Además, en el caso de querer contratar tanto fotografía como vídeo, yo me encargaré de la fotografía y mi pareja lo grabará todo.

De todos modos, cada boda es un mundo y siempre intento adaptarme al máximo a todas vuestras ideas, así que no dudéis en contarme todo.

¿cuántas fotos tendremos? ¿podremos compartirlas?

Con todas las fotos que haga en vuestra boda, haré una selección de entre 600 y 1000 fotografías que editaré una a una con mucho mimo y os entregaré tanto en color, como en blanco y negro.

Estarán en máxima calidad para que podáis imprimirlas si queréis y sin marcas de agua, ni nada extraño. Son vuestros recuerdos y no quiero interferir para nada en ellos.

Además, tendréis acceso a la galería privada con contraseña para que podáis enseñarlas siempre que queráis, descargarlas si las borráis por descuido y compartirlas con vuestros invitados para que puedan tenerlas ellos también.

¿cuánto tardaremos en tener las fotos?

Al igual que si yo me casara mañana, imagino que tras la boda os morís de ganas por ver las fotos y yo siempre tengo tantas ganas como vosotros de que las veáis. Por eso, unas horas después de la boda recibiréis un enlace con un resumen del día y todas las fotos de grupo, para que podáis verlas y compartirlas con vuestros invitados.

Una vez tengáis este pequeño adelanto, recibiréis todo en un plazo aproximado de entre dos y dieciséis semanas. Este plazo puede variar algo a final de temporada por el volumen de trabajo, pero casi nunca sobrepasa esa fecha. Si os decantáis por la opción del álbum, el plazo de entrega del mismo será de unas dos semanas desde que lo enviamos al laboratorio. Mientras tanto, tendréis las fotos subidas en la galería privada para no haceros esperar innecesariamente. Además, junto con las fotos, recibiréis alguna sorpresa que suele gustaros mucho. 

¡Y a partir de ese momento ya serán vuestras para siempre!

¿existen gastos de desplazamiento?

Ahora mismo estoy continuamente a caballo entre Burgos y Madrid, con lo que el desplazamiento dentro de ambas provincias lo asumo yo.

Si os casáis en otro lugar de España o del mundo, buscaremos las opciones más económicas para el desplazamiento y alojamiento (si fuera necesario) y os las incluiré en el presupuesto, con lo que el precio que veréis será siempre el precio final para que no tengáis que estar haciendo cuentas. 

¿cómo podemos conocernos?

Si vivís en Burgos, podéis venir a mi oficina (ver localización) a ver alguna boda completa, los materiales del álbum o simplemente para ponernos cara y que me contéis las dudas que os puedan surgir.

Si no, podemos vernos por Skype y charlar sobre vuestra idea. Además, tenéis la opción de pegarme un toque o mandarme un mail con cualquier cosa que necesitéis desde el apartado de CONTACTO.

¿qué podrías decir para convencernos?

Que tengáis claro que soy yo la persona ideal para vuestro día. Cada boda es un mundo y cada fotógrafo también, por ello, tenéis que estar 100% seguros de que mi forma de contar las cosas es la que os gustaría tener como recuerdo de un día tan importante.

A partir de ahí, mi carta de intenciones es que admiro el diseño y las cosas que se hacen con mimo. Trato de cuidar hasta el mínimo detalle y mi única misión es no ser una persona completamente ajena en vuestra fiesta, si no involucrarme a vuestro lado para que ese día seamos más amigos que simplemente cliente y proveedor.

¿Aceptáis el reto?

estamos decididos, ¿cómo reservamos la fecha?

¡Maravilloso! ¡Estaré encantada de formar parte de vuestro día!

Una vez tengáis decidido que queréis que sea yo quien se encargue de capturar todos vuestros recuerdos y nos aseguremos que tengo la fecha de la boda disponible, os enviaré un formulario para que me contéis todos los detalles, así como vuestros datos de contacto y los servicios que os gustaría contratar.

Una vez lo tenga de vuelta, redactaré el contrato donde quedará todo estipulado junto con los datos de la boda y los plazos de pago y entrega. Para reservar la fecha, será necesario abonar el 25% del total et voilà, ¡seré toda vuestra!

y si no nos casamos pero necesitamos fotógrafo…

Pues estaré encantada de ayudaros igualmente. Ahora mismo compagino ser fotógrafa de bodas en Burgos con otros proyectos corporativos para perfiles profesionales, siendo fotógrafa en eventos de empresa, haciendo también reportajes de familia e incluso llevando las redes sociales de alguna empresa.

Sólo tenéis que contarme vuestra idea y nos pondremos manos a la obra 🙂

hola@marinapalacios.com  /  +34 680 777 842

o bien puedes seguir cotilleando sobre…

Plaza Alonso Martínez 7 – Of. 85

BURGOS · Ver mapa

hola@marinapalacios.com

+34 680 777 842